5 películas que te ayudarán a pasar la depresión Post-Maraca

Vivimos en un sistema que constantemente nos hipersexualiza como objeto de consumo y a la vez nos exige moralmente ser puras y castas. Esto genera que muchas veces, después de llevar a cabo un acto en pos de nuestro placer, sintamos culpa.

En una entrevista realizada por Pandora y sus secretos hace un par de años a la socióloga María Francisca Valenzuela, esta definió a la depresión post-maraca como “un tipo de malestar psíquico que siente una mujer luego de haber cometido algún tipo de acto que sea considerado “de mujer fácil””. Y este tiene un claro vínculo con el machismo, pues, según explicó, las mujeres en una sociedad de este tipo, “poseen una sexualidad reprimida y con un fuerte componente moral. Es importante recordar que durante largo tiempo le asignábamos gran valor a la virginidad femenina (aún en algunas culturas eso es así) y que conceptualmente no manejamos conceptos como “hombreriega”.

Quien se acuñó el concepto fue Martina Cañas, personaje de ficción conocido como “la mujer borracha”, Según ella, la principal sintomatología de este mal es el arrepentimiento.  De acuerdo expresó, algo que los hombres han desarrollado es que en algunos sentidos son capaces de reírse de ellos mismos “se tiran peos y chanchos y se cagan de la risa, se webean por el tamaño de sus penes, y principalmente, se sienten campeones por sus triunfos. Cuando agarran con más de una mina, celebran y se cuentan cada detalle. Las mujeres también lo hacemos, pero no lo vociferamos, quizá queda entre el grupo de amigas más cercanas. Creo que automaraquiarnos y reírnos de eso es un acercamiento a la igualdad en géneros”.

En Pandora y sus secretos sabemos que este malestar va a seguir apareciendo, pues el contexto que nos rodea sigue siendo mojigato, conservador y machista. Por lo mismo, y siguiendo el consejo de la Martina, quizás si resignificamos el maracaquerío, le quitamos el sesgo moralista y nos sentimos orgullosas – pues en realidad, cualquier mujer que ejerza su libertad y alce la voz es definida así-, podamos sortear esta caña moral que a muchas nos ha aquejado, y a otras seguirá molestándolas.

Les dejamos el siguiente listado de mujeres de la ficción -junto a sus películas- consideradas fáciles, putas, libres e incluso “malditas”, para que se inspiren, reflexionen y se sientan acompañadas cada vez que les invada la depresión post maraca.

Catherine Tramell: Bajos instintos.

Inteligente, astuta, y manipuladora son las palabras que han definido a Catherine Tramell desde que apareció en Bajos instintos. Esta viuda negra, amante de los placeres, escribía libros y luego mataba a sus parejas, y con sus técnicas de seducción se dedicó todo el film a perturbar la mente del policía que intentaba atraparla.  

Summer: 500 días con ella

A todas nos han roto el corazón y hemos sufrido por no ser correspondidas, así que probablemente hayas empatizado con Tom cuando viste esta peli. Bueno, te proponemos que la veas de nuevo desde una mirada distinta, en los zapatos de Summer, que seguramente te van a quedar mejor que los de Tom. Summer es una mujer que vive su vida, con una personalidad fresca que se entrega a lo que siente, ella jamás prometió amor eterno al protagonista del film, simplemente disfrutó el momento sin culpas ni remordimientos. El rollo se lo pasó él. Sí, Summer es una perra, porque es una mujer que hace lo que quiere.

Gail: Sin City

Seguramente el pueblo de la putas que apareció en la película Sin City no dejó indiferente a nadie. Gail es la líder esta tierra amazona de grises y rojos. De carácter fuerte, astuta y determinada, esta poderosa y peligrosa mujer -junto a las otras chicas de pueblo viejo- nos harán sacar ese salvajismo que nos puede ayudar a contrarrestar la depresión post-maraca.

Jenny: Forrest Gump

Quizás Jenny parezca la típica chica confundida y lanzada a la vida que cada vez que tiene un problema acude a su amigo de confianza, pero, yo me pregunto ¿para qué están los amigos? Esta mujer es el emblema por excelencia de la gente que llora por la “friendzone” y la han estigmatizado de “mala mujer”, interesada, puta, maraca, etc. ¿Pero saben qué? Jenny hacía y experimentaba lo que quería, intentó sobrellevar una infancia de abusos lo mejor que pudo, y aunque vivía de moda en moda y en temas de pareja iba de mal en peor, escogió su propio camino. ¿Realmente vamos a condenarla por eso? No digo que la imitemos, pero si quitémosle esos estigmas, era una humana, no Super Girl. Tal vez si dejas de juzgarla a ella, dejes de condenarte a ti misma. 

Anaïs Nin: Henry y June

En esta película inspirada en los diarios íntimos de la escritora Anaïs Nin, podemos ver a una mujer apasionada, sensible, inteligente y dispuesta a experimentar sus deseos. Casada con el banquero Hugo Guiler, se permite mantener un affaire con el escritor Henry Miller, y aunque en la película no sale, en la vida real mantuvo una relación lésbica con la esposa de este, June Miller. Una mujer que definitivamente hará que te replantees la culpa que te causa el placer. Además, la estética te va a fascinar…

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *