Messalina: “Ser una chica cam es como ser una youtuber”

“¿Yo que hago para vivir? Hago cámara web, vendo videos porno, fotos y me dedico a eso profesionalmente desde el 2014” dijo Messalina.

 

Foto: Pamela Messalina

Ocultriz, géminis, putita feminista, porno, femdom, diseñadora y bruja son algunas de las palabras con las que se describe Valerya, una mujer que decidió costearse la vida a través del trabajo sexual: siendo una camgirl.

Cam4.com es una plataforma en la web, en la se pueden realizar shows eróticos via streaming a cambio de propinas conocidas como tokens (la forma en que se utiliza dinero en el sitio), las que son pagadas por los mismos usuarios de este espacio.

Conocí a Messalina a través de una trasmisión en vivo realizada desde su cuenta de facebook, en ella relataba en que consistía el trabajo en cámara, y de paso, aconsejaba a otras chicas sobre como llevar a cabo esta labor de la mejor forma posible; sacándose provecho de acuerdo con sus atributos (físicos y psicológicos), aprendiendo a negociar y evitando abusos o estafas.

“El trabajo fácil no existe, sino cualquier persona lo haría” , explicó Valerya el día en que fue entrevistada por Pandora y sus secretos, y con su voz profunda y directa agregó que hacer carrera como chica cam es posible, pero no es para todas.

  • ¿Qué significa ser una camgirl?

A esta altura es como ser youtuber. Hay distintos sitios pornos que hacen streaming en directo, eliges uno y te haces una cuenta, transmites en tu sala: es como un videochat. Ahí tú ganas plata desnudándote y haciendo actos sexuales frente a la cámara, por eso te pagan. Ahora, esto es super diverso, hay muchas camgirls y todas trabajan de forma distinta ¿cachai? Es como youtube.

  • ¿Cuál es tu estilo de trabajo?

Lo que yo hago es más amateur. Transmito desde el living de mi casa, de mi pieza, en mi caso no soy un personaje, aunque si utilizo mis cualidades que sé que son atractivas para el sexo opuesto y las exacerbo; como que soy más sexy, más hija de puta, pero finalmente soy yo. En eso consiste, la gente te va conociendo.

  • En la praxis ¿en qué consiste este oficio?

Si quieres trabajar como yo lo hago, que pago las cuentas y alimento a mi familia con esto, tienes que tener ciertas cualidades, porque de la pega, yo creo que un 90% es lidiar y estar negociando con los clientes y un 10% hacer el show. Tienes que tener, primero, un buen manejo con las redes sociales, expresarte bien y comunicarte, tener carisma y harto carácter, y sobretodo, las weás bien claras para que no te agobie, porque estás muy expuesta, y en esa exposición recibes un montón de comentarios; los típicos de índole caliente, pero también hay gente que te dice cosas horribles.

  • ¿Cuáles crees que son las claves para tener éxito como chica cam?

Para desenvolverte y que te vaya bien, más allá del hecho de ser bonita -porque en realidad quienes consumen esto, no eligen necesariamente a las minas por bonitas- hay que tener claro que la gente busca interacción, un nivel de intimidad que va más allá de que te estés metiendo un dildo. De hecho, en mis transmisiones hablo mucho, porque siento que me ve tanta gente, me ven tantos pajeros- expresa en tono de broma- , que creo que es importante decir cosas, y siento que finalmente me escuchan. De hecho, me siguen las historias, algo que hablé en el verano lo retoman o lo recuerdan. Hay todo tipo de usuarios, entonces, cuando pasa el tiempo y marcas tu línea, tu tendencia, quienes te buscan saben a lo que van y llegan porque finalmente eso es lo que quieren ¿cachai?

  • ¿Cómo es eso de que no eligen necesariamente a la chica más bonita?

Es que un ser sexual no tiene que ver con ser delgada o gorda, o perfecta, no va por ahí. Yo creo que en general es tu personalidad y tu carisma el que te hace atractiva, además de la seguridad en ti misma.

En cam4 ves minas preciosas, tipo modelos, perfectas, mujeres operadas, viejitas, de todos colores, tamaños. Lo que sucede es que puede estar una chica guapa, sexy, normal – como tú o yo- y en otra cámara una mujer guapa tipo fitness y de repente nadie la está mirando, porque la gente busca algo; un sex appeal que se transmite. Los usuarios quieren eso, también les gusta tener la cercanía de que, por ejemplo, soy una mina con la que puedes tomarte una chela, reírte, pasarla bien. Tienes que pensar que son horas las que estás transmitiendo, puedes estar toda la noche.

  • ¿Qué es lo que más te gusta hacer frente a la cámara?

Emm… ganar plata (Carcajada). Me gusta ganar plata sintiéndome cómoda, pasándolo bien.  Desde que empecé en esto me di cuenta que soy exhibicionista, que me gusta el hecho de verme bien, sentirme admirada, deseada, sentir que esa persona pagó por verme, pagó por mi tiempo, y finalmente está respetando lo que hago. No lo veo como ¡ay por la plata maraca! No, estoy entregándole un tiempo bonito, es compañía erótica, le estoy regalando un buen momento a quien está pagando por verme, y las personas siempre quedan contentas, por eso igual llevo harto tiempo, porque en estas pegas, ya sea porno, prostitución, cámara, hay una vida útil de la trabajadora, siempre los primeros años le va bien, y después decae; igual es difícil mantenerse.

La dimensión política del trabajo sexual

  • ¿Te consideras feminista? 

Si, soy feminista.

  • ¿Qué piensas de que se vea tu trabajo como algo patriarcal?

Es complejo en realidad, a mí me da mucha lata que algunas chicas feministas lo vean así, pues lo es en la medida en que este es un mundo de hombres. Falta la presencia de las mujeres en el trabajo sexual, esa es la única forma que va a cambiar, porque yo no tengo clientas. Creo que el tema también está en desmitificar el hecho de que pagarle a una persona por sexo es malo, o que te hace ser una degenerada o un looser.

No estoy trabajando para los hombres, para el patriarcado, trabajo para mí haciendo algo que me gusta, donde me siento cómoda y gano plata, y todas las cosas que ofrezco las disfruto y quiero hacerlas. Entonces también hay una idea errada de que el cliente te va a pagar 10 minutos de cámara y tú poco menos vas a tener que hacer toda la mierda que te diga.

  • Para ti, realizar esta actividad ¿posee una dimensión política?

Yo creo que si. Cuando transmito aprovecho de educar también un poco a la gente, mi público es el 99% hombres chilenos ¿cachai? Siento que en todos estos años he logrado que ellos entiendan alguna weá, porque provoco interés, soy una mina que tiene un cuento y posee mundo, estoy desmitificando el hecho de que las trabajadoras sexuales somos huecas, tontas, o superficiales, porque está todo ese mito. De repente llegan tipos tratando de hacerme weona y yo les digo: “ustedes creen ese mito de que las putas somos tontas”. Yo me dedico a mostrar el choro y las tetas por internet, pero soy una persona que tiene un mundo interior gigante, no estoy vacía.

  • Desde tu perspectiva ¿cuál es el panorama de violencia machista en el país?

Es dificil, y no entiendo mucho porqué. Hoy en día, nosotras mismas y las niñas más chicas, estamos tan apasionadas, llenas de ideales, motivadas en descubrir nuestra sexualidad, en ir más allá, en cambio el hombre heterosexual está ahí, estancado.

Haciendo un paralelo con todas las mujeres que conozco, todas ellas tienen voz, las cosas claras, una lucha, son activas en su vida, pero el hombre no, está como en una nebulosa de ser un niño. Tampoco veo en ellos alguna acción, como que estamos todas nosotras en Facebook, difundiendo, publicando un montón de cosas con respecto a denunciar temas, y yo les pregunto a ellos, y ustedes ¿qué opinan? No, no se llama, responden. Yo le digo a amigos, que quiero mucho, y tienen hijas chicas, que tienen que tomar un papel activo en esto, porque estamos lamentablemente en un mans world, y en este mundo, les explico, “la única diferencia entre tú y yo es que no tengo pene, y a ti por tenerlo te validan más”. Faltan acciones, no entiendo que el hombre heterosexual se haga el weón en esta lucha, supuestamente son hombres que aman a las mujeres, no comprendo que no se posicionen.

  • ¿Cuáles son tus ideales?

Siempre he dicho que me apasiona erradicar la mentira e ignorancia, quiero que todas las personas hagan y sean lo que quieran ser, que amen como quieran amar, y se expresen como se les pare la raja, y sin que nadie las mire en menos. Ese es el mundo que yo quiero para mis hijos, que ellos sean reconocidos por su gran corazón, por su inteligencia y que no se repriman por lo que dijo algún amigo, o un weon en internet, el papa o un político, o sea, que sus decisiones sean en base a sus experiencias y que con eso baste.

 

 

 

 

 

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *